No es fácil ser diferente

Cuando en un momento de nuestras vidas hemos sido escogidos, nos podemos considerar seres privilegiados.

Cuando deciden empezar a abrirnos la puerta de su mundo lentamente, nos están comunicando que somos especiales y que nos reconocen dentro de la multitud.

Cuando nos invitan a dar un paso dentro de su mundo, nos están dando la oportunidad de vivir en otra dimensión las experiencias que nos ampliarán nuestra visión y nos abrirán el corazón para llenarlo de sabiduría, comprendiendo mejor así cada respuesta ante situaciones que muchas veces no tienen sentido, pero que nos permiten tener la capacidad de actuar con justicia, sensatez y paciencia.

Cuando ellos nos dan la oportunidad de crecer, madurar y enriquecernos por el simple hecho de haber aparecido en nuestro camino, colaboran convirtiéndonos en mejores mujeres y hombres, en mejores profesionales, en seres especiales y diferentes.

Cuando logramos percibir la señal de que hemos sido aceptados por ellos, se nos abre un mundo de posibilidades para aprender y poder agradecerles sirviendo y entregando todo lo que esta a nuestro alcance, brindándoles la oportunidad que cada uno se merece de entrar en “nuestro” mundo para que puedan demostrar su capacidad de integrarse, siempre y cuando seamos capaces de aprender a reconocer y respetar su estilo, su ritmo y su individualidad.

Cuando decidimos arriesgarnos y asumir el reto con amor, sabiduría y responsabilidad, nos van formando como especialistas dentro de lo especial.

Cuando reconocemos que los seres humanos somos únicos e irrepetibles...cuando sabemos que ellos lo son aún más, nuestra experiencia de compartir parte de nuestra vida, se convierte también en única e irrepetible, donde solo al lado de ellos se puede vivir y disfrutar la vida como un regalo muy especial que nos fue enviado del cielo.

Cuando nos damos el permiso de ser diferentes, cuando nos dejamos “atrapar” por el autismo sin tener autismo, cuando el no tener una respuesta lógica no logra desmotivarnos, cuando podemos reconocer que se nos da la oportunidad para aprender a ser mejores, cuando sabemos darles el crédito que se merecen por ser nuestros mas grandes maestros... es cuando empezamos a disfrutar plenamente de la experiencia, creciendo en sensibilidad, calidad humana, justicia, paciencia, empatía, sabiduría, constancia, consistencia y firmeza.

 

¿QUÉ ES EL AUTISMO?

El autismo es una discapacidad compleja que suele manifestarse en los primeros dos o tres años de vida. Es un trastorno del desarrollo, permanente y profundo que afecta a la comunicación, imaginación, planificación y reciprocidad emocional. Los síntomas en general, son la incapacidad de interacción social y aislamiento, capacidad limitada de comunicación y las estereotipias—movimientos repetitivos e incontrolados de alguna extremidad, generalmente las manos. La mayoría de los casos de autismo son idiopáticos que significa que la causa es desconocida.

Nuevas teorías han propuesto el concepto del “niño que esconde conocimiento” y han demostrado por medio de cambios en las pruebas de inteligencia que los niños autistas tienen un potencial que se esconde detrás de su comportamiento.

 

INCIDENCIA

Se estima que el autismo afecta a cuatro de cada 10,000 personas, dependiendo del criterio de diagnóstico usado. En Estados Unidos, por cada 150 niños, uno es diagnosticado con autismo. Se cree que la incidencia está en aumento, pero no está claro si eso se debe a un aumento real de casos o simplemente a un mayor número de diagnósticos. El autismo afecta cuatro veces más a los hombres que a las mujeres y se puede encontrar en todo el mundo, sin importar etnia o cultura.


TRATAMIENTOS

No existe por ahora un tratamiento que cure el autismo. En la actualidad el tratamiento preferido está basado en el análisis conductual aplicado (Applied Behavior Analysis o ABA), puesto que estudios científicos e independientes han demostrado su utilidad para elevar el nivel de funcionamiento de los niños con comportamientos autistas.

Se cree que un diagnostico y un inicio temprano de la terapia y la intensidad del mismo mejora las probabilidades de aumentar el nivel de funcionamiento. Los niños pueden llegar, con cursos intensivos tempranos e individualizados de este tratamiento, a hablar, leer, escribir etc.

La educación, la participación de las familias y la comunidad son esencialmente factores básicos para el tratamiento de las personas con autismo y fundamentalmente es necesario crear programas educativos adaptados a las necesidades individuales de cada uno de ellos.

 

Summer 2011
.
You are here: Home Lifestyle Health No es fácil ser diferente

Subscribe Today

Send a copy to your friends or family out of town! Receive 4 copies for only $12.95/yr!

Subscribe

Order Past Issues

Looking for a certain recipe, article or photo? We have an inventory of past issues available.

Order Now