Juan Gabriel: una estrella en cielo juarense

Durante sus más de 45 años de carrera, Juan Gabriel compuso 1,800 canciones y produjo alrededor de cien discos. Por lo tanto, nadie podrá dudar de la importancia del lugar que el Divo de Juárez ocupa en el panorama cultural de México… y del mundo. Son pocos los que no han sido contagiados por la fiebre de sus canciones, que se escuchan tanto en tiendas de ropa como en grandes festejos. Juan Gabriel pasó su tiempo cantando a la vida, pero nunca olvidó a su primer y más grande amor: Ciudad Juárez.

Originario de Parácuaro, Michoacán, Alberto Aguilera fue el menor de diez hijos. Cuando apenas tenía cinco años de edad, se vio obligado a emigrar con su familia a Ciudad Juárez. Durante su infancia sufrió un sinfín de carencias y, luego de pasar ocho años internado en el Centro de Mejoramiento para Menores, a los trece años Alberto escapó de esa etapa que luego llamaría una de las más duras de su vida. Pronto encontró refugio con Juan Contreras, un maestro hojalatero que fue quien inculcó en él el gusto por la música. Así, con apenas trece años de edad, Juan Gabriel compuso su primer tema, “La muerte del palomo”. Más tarde, Alberto rendiría tributo a su padre biológico y a su mentor adoptando el nombre de “Juan Gabriel”, con el cual se lanzó a la fama tras un exitoso paso por los centros nocturnos de Juárez.

Es en canciones como “Eternamente agradecido”, “Noa Noa” y “Juárez es el número uno” donde el cantautor homenajeó a una ciudad que lo recibió con los brazos abiertos en su infancia y en la que tuvo la oportunidad de ver nacer su portentosa carrera artística.

Juanga nunca dejó de sentirse en deuda con la tierra que lo vio crecer. Tanto fue su amor por Ciudad Juárez, que en 1987 fundó un albergue para niños de escasos recursos o en situación de calle. Allí, los pequeños recibían alojamiento, alimentación y educación, siempre acompañados por una sólida formación musical. “La música es lo que está más cerca de Dios, es lo que salva”, afirmaba el cantautor. Tristemente, el albergue cerró sus puertas en 2015, pero durante 28 años una gran cantidad de niños y jóvenes recibieron la atención y el cariño que tanta falta les hacía. Mes con mes, Juan Gabriel aportaba 25 mil dólares para subsanar la mayor parte de los gastos de esta institución.

El albergue no fue la única causa con la que estuvo involucrado, sino que participó en diversas iniciativas, casi siempre en apoyo de la niñez: realizó conciertos a beneficio de niños con cáncer y fundó algunas escuelas de música para fomentar el desarrollo artístico desde una edad temprana.

La bondad de nuestro Divo de Juárez no termina aquí: las historias que conoció en el albergue dejaron una huella tan profunda en su corazón, que adoptó a cuatro niños. Alberto Aguilera Jr., Joan Gabriel, Jean Gabriel y Hans Gabriel fueron el mayor orgullo del cantante, quien demostró que para el amor no existen límites.

Sin lugar a dudas, Ciudad Juárez fue una presencia inolvidable en el espíritu de Juan Gabriel y hoy en día es imposible pensar en el uno sin el otro. Se dice que siempre volvemos a los lugares que nos vieron amar, y Juan Gabriel pertenece, desde hace mucho tiempo, a esa bella ciudad que vio su luz brillar en el firmamento.

Fall 2016

.

You are here: Home Lifestyle Arts & Entertainment Juan Gabriel: una estrella en cielo juarense

Subscribe Today

Send a copy to your friends or family out of town! Receive 4 copies for only $12.95/yr!

Subscribe

Order Past Issues

Looking for a certain recipe, article or photo? We have an inventory of past issues available.

Order Now